El Camino Vadiniense es una vía de peregrinación jacobea que comienza en el monasterio de Santo Toribio de Liébana (Cantabria), uno de los lugares más afamados del Cristianismo, aunque según algunas publicaciones este camino tendría su inicio en San Vicente de la Barquera, por lo que coincidiría en parte su trazado con el conocido como Camino Lebaniego. Pasado Santo Toribio, la vía atraviesa la cordillera por los Picos de Europa y entra en la provincia de León, para llegar a Mansilla de las Mulas, donde se une al Camino Francés. Su origen se fecha en el siglo XII, y está relacionado con el culto a las reliquias del lignum crucis conservadas en el citado monasterio. Sus peregrinos eran conocidos como "crucenos" o "cruceros".
La denominación del camino hace referencia a las tribus vadinienses que habitaban la zona en época prerromana.
No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.